A finales de los 60, el éxito de la orquesta de Tommy Olivencia recaía en la dupla ganadora compuesta por 'Chamaco' Ramírez y 'Paquito' Guzmán, quienes por esa época constituían la delantera fulminante que Olivencia conformó para encarnar el poderío de La Primerísima, su orquesta.

Pronto, la banda lograría gran reconocimiento en el mercado internacional de la salsa gracias a dos producciones notables que se vendieron como pan caliente: “Jala Jala y Guaguancó” (1966) y “Fire Fire” (1967).


"Jala, Jala y Guaguancó" (1966)
"Fire, Fire" (1967)

Chamaco Ramírez, la voz principal de La Primerísima, había encajado como tuerca en la máquina musical de Olivencia por lo que el éxito de la agrupación también se debía en gran parte al sabor que el cantante le inyectaba en cada presentación.

Pero no todo caminaba bien para Chamaco, el vocalista estaba inmerso en el mundo de las drogas y su adicción le produjo serios problemas legales que lo llevaron a pisar la cárcel por primera vez en 1968.

Desde luego este hecho desestabilizó la orquesta de Olivencia, el director tuvo que buscar de inmediato quien cubriera la plaza de su cantante principal, así llegó a la agrupación Sammy 'El Rolo' González, un joven cantante muy talentoso que provenía de la banda de José Luis Chacón y que rápidamente se acopló a La Primerísima formando dupla con Paquito Guzmán con quien grabó las producciones "A Toda Máquina" (1968), "Cueros... Salsa y Sentimiento" (1971) y "Secuestro" (1972).


"Cueros... Salsa y Sentimiento" (1971)
"Secuestro" (1972)
Para 1973, Sammy González se había ganado el respeto del público y la ausencia de Chamaco Ramírez había dejado de sentirse en la agrupación. Por su parte, el director planificaba junto Inca Records su siguiente producción que era por demás ambiciosa, y para ello sorprenderían a todos al incorporar nuevamente a la orquesta a Chamaco, quien recién había salido de la cárcel y tendría la misión de vocalizar el nuevo disco.

Sammy, que entonces era la estrella, quedó injustamente relevado a un tercer plano. El cantante sintió que lo humillaban al asignarle el rol de corista y la vocalización de un solo tema, cuando el cantante, durante la ausencia de Chamaco, era quien cargaba la banda en sus hombros.

Ramírez ahora estaría encargado de ponerle la voz a los temas que tenían todas las expectativas de los productores y Sammy apenas tendría participación en el nuevo disco.

La nueva producción llevaba el nombre "Juntos De Nuevo", un gran trabajo musical producido por Ray Barretto, con los arreglos de Jorge Millet, Máximo Torres, Luis Nieves y Bobby Valentín, que marcaba el regreso de Chamaco Ramírez como la estrella de la banda, mostrándolo en la portada en un feliz reencuentro junto al director y a Paquito Guzmán, el segundo vocalista.


"Juntos De Nuevo" (1974)

Sammy 'El Rolo' González desde luego estaba decepcionado y enojado con Tommy Olivencia, no concebía que después de tantos años aportando a La Primerísima le hubieran quitado la plaza de vocalista principal, por esta razón, las discrepancias y roces entre Sammy, Chamaco y Olivencia no se hicieron esperar.

Por esos días, Roberto Roena había perdido a Piro Mantilla, su cantante estrella y Dino Cassiano, otro vocalista, se le iba a La Selecta de Raphy Leavitt, entonces Roena, sabiendo de los problemas que atravesaba Sammy, le hizo la invitación para que éste formara parte de su Apollo Sound como voz principal. Por supuesto, el cantante no lo pensó dos veces y renunció a La Primerísima.

Poco tiempo después de acoplarse a su nueva agrupación, Sammy 'El Rolo' González volvía a figurar en el ambiente de la salsa gracias a su tema "Cui-Cui", incluido en el álbum "Roberto Roena Y Su Apollo Sound ‎5" (1973) que fue un éxito rotundo; sin embargo, el cantante aún daría mucho de qué hablar.

"Roberto Roena y Su Apollo 5" (1973)
En ese mismo disco, Sammy graba con el Apollo Sound su propia versión del clásico "Avísale A Mi Contario" en el que aprovecha para 'tirarle' a Chamaco Ramírez con quien seguían las rencillas a pesar de ya no ser compañeros en la misma orquesta.

“Avísale a mi contrario que aquí estoy yo
Que venga para que aprecie dulce cantar.
Porque después no quiero que diga
que dí la rumba y no lo invité.

Díselo a ello que aquí estoy yo.
Ahora te voy a inspirar.
Con Robertito y su Apollo te canto yo.
Ven para que baile mi Guaguancó.
La rumba buena te está llamando.
Ahora si puedo cantar,
Ahora sí puedo sonear”

Chamaco, por su parte, respaldado en la pluma de Don 'Tite' Curet Alonso y con la venia de Tommy Olivencia, graba con La Primerísima en 1974, uno de los temas más emblemáticos del cantante, y tal vez, con el que más se le recordaría luego de su muerte: "Planté Bandera", como respuesta a la tiradera de Sammy González y que saldría incluido un año después en el álbum que lleva el mismo nombre, "Planté Bandera" (1975).


"Planté Bandera" (1975)
Yo sé que no te gustó
que yo plantara bandera
pues lo que dice mi voz
oye, sonero, se repite donde quiera.
Tú te creías que eras dueño de todo
y me decías que el mundo anda a tu modo
y de repente llegue sin echármelas de fiera
y te resulto al revés porque yo plante bandera.
Con humildad, con mi sencillez, con facilidad
y el mensaje aquel: ‘Pa'lante es que es’.
Yo sé que no te gustó
que yo plantara bandera
pero a lo hecho pecho
también yo tengo derecho”

Desde luego, 'El Rolo', al enterarse de este hecho, no se quedaría con el golpe y de inmediato graba "Cucarachita Cucarachón", para el disco "Roberto Roena y Su Apollo Sound 6" (1974), en la que el cantante haciendo uso de su facilidad para sonear, responde duro y contundente hablando de las movidas de Chamaco Ramírez y citando incluso el tema "Planté Bandera".


"Roberto Roena y Su Apollo Sound 6" (1974)
“Te pasas la vida en la quince
Hablando como un cotorrón
Qué tú dices, qué tú haces
Eres tremendo bocón
Quiero que sepas que yo
No te tengo miedo
Aunque la gente me diga que tú
Te come al mundo entero
Pero yo que conozco tu historia
(y de qué manera)
Eres tremendo ratón
Por eso en el barrio te dicen
Cucarachita, cucarachón
Eres cucarachita cucarachón
Quisiste plantar bandera y te dieron
Un pescozón
Rebotó tu cara en el puño de aquel señor”

Desde luego estalló el escándalo y aunque Sammy González no ha querido contar a detalle lo que ocurrió después porque considera que son cosas que pasan, lo cierto es que los salseros enriquecemos nuestra identidad con estas anécdotas curiosas que forman parte de la historia de la salsa.

Basado en entrevista a Sammy 'El Rolo' González otorgada para este Blog en Agosto de 2019.

En la actualidad es muy normal ver a varios famosos recomendando o anunciando productos en la televisión. No obstante, en el pasado, visualizar a personajes del cine o la música siendo parte de campañas publicitarias, en comerciales o usando sponsors generaba gran impacto. Solo bastaba con que el famoso apareciera en la publicidad con el producto anunciado para que se multiplicara por mil el efecto del comercial y generara confianza en los televidentes.

Según el español José Manuel Gómez Zorrilla, profesional de marketing digital con una consolidada trayectoria, la estrategia de branding con personaje famoso es un recurso muy utilizado por grandes marcas desde tiempos memorables.

Las campañas de marketing que incluyen personajes famosos buscan asociar los valores de la marca con los valores o cualidades de la celebridad. De esta manera el potencial cliente asociará la marcar con un famoso y se generará notoriedad y relevancia pública.

Ahora bien, si se han identificado valores positivos en el personaje seleccionado, este tipo de estrategias a mediano plazo mejorará sustancialmente la imagen de la marca, para ello es necesario realizar una buena selección del personaje, no solo analizar su vida pública sino también su vida privada, su relación con la prensa, los compañeros, el entorno e incluso su pasado.

A continuación les muestro algunos comerciales de televisión en los que aparecieron figuras de la salsa y que en su momento generaron gran impacto en el público:

Cerveza Atlas
En los 70, Rubén Blades fue la imagen de la cerveza panameña "Atlas" para la cual grabó una serie de comerciales llamados "dale que dale", en varios de ellos se veía al joven cantautor interactuando con la gente mientras cantaba un pegajoso jingle cuya letra era de su autoría:


Pasta dental Crest
La empresa Procter & Gamble (P&G) contrata a inicios de los 70 a la súper estrella de la música, Tito Puente, para que junto a una orquesta compuesta por niños, transmita un mensaje sobre el cuidado bucal y la forma correcta de cepillarse los dientes usando la pasta dental Crest:


Ron Bermúdez
En 1973, Johnny Ventura y su Combo Show son contratados por Ron Bermúdez de República Dominicana para grabar un comercial de televisión en el que se exalte el sabor y la calidad de su marca. La publicidad se hizo adaptando la letra del jingle a la canción "Que Se Sepa" de Roberto Roena y su Apollo Sound:


Cerveza India
"Los Durísimos" fueron contratados, a inicio de los 70, por la cerveza India (Hoy Compañía Cervecera de Puerto Rico) para realizar una campaña publicitaria de su marca. En el comercial se puede ver a Richie Ray en el piano y a Bobby Cruz cantando junto a modelos de la época:


Cerveza Schaeffer
En 1981, El Gran Combo y Wilfrido Vargas protagonizaron un comercial para la cerveza Schaeffer. Las filmaciones se realizaron en Cabo Rojo, Puerto Rico, justo cuando el merengue alcanzaba gran protagonismo y se ponía de moda en los medios de comunicación de la época:


Fondos Unidos
En los 90 aparece Cheo Feliciano y Ednita Nazario en un anuncio de Fondos Unidos, una organización puertorriqueña que recauda fondos para promover el bien común. En dicho anuncio también aparece el cantante René Pérez de Calle 13 cuando niño, vistiendo camiseta roja y en silla de ruedas:


Jabón Candado, Eastern Air Lines y Goya
Doña Celia Cruz es la figura de la salsa que más veces ha participado en comerciales de televisión en todo el mundo. Les comparto tres de ellos: Comercial de "Jabón Candado" en República Dominicana, comercial de Eastern Air Lines en Puerto Rico (1978) y anuncio de Sazón Goya en USA:


Cerveza Victoria
Hace no muchos años, la Compañía Cervecera de Nicaragua contrató al cantante Luis Enrique para que este realizara un comercial de televisión impulsando la cerveza Victoria que fue fundada en 1942:


Cerveza Schlitz
Por otro lado, la Schlitz Brewing Company fue una cervecería fundada en 1849. Esta compañía producía la famosa cerveza Schlitz que se vendió por mucho años como el arquetipo de la clase trabajadora. Para los 70, la compañía perdía posición en el mercado, así que no tuvieron mejor idea que contratar al gran Héctor Lavoe para que éste promocionara su marca:


Ismael Miranda alguna vez fue contratado para promover el Ron Llave con el lema "La Clave del Sabor", como el título de su álbum de 1981 que fue grabado con el grueso de la Fania All-Stars.

Portada del álbum "La Clave Del Sabor" (1981)
En Puerto Rico, a inicios de los 80', la entonces Cervecería Corona (la puertorriqueña, no la mexicana) hizo una serie de anuncios con Willie Colón y Rubén Blades cuando la dupla estaba en su mejor momento, desde luego publicidad fue un éxito rotundo.

En New York, Larry Harlow dirigió tres cuñas comerciales para Miller con Cheo Feliciano, Ismael Miranda y Willie Colón, esto a inicios de los 70'.

En Venezuela, La Dimensión Latina con Oscar D' León grabaron dos comerciales de Cerveza Zulia en 1975 y 1976, cuyo coro y slogan decía "Porque me gusta", frase que casualmente poco después tomó Oscar D' León para un tema que incluyó en "Con bajo y todo" (1976), su primer elepé como solista acompañado de su orquesta Salsa Mayor, tema y en el que Oscar dice "si tomo cerveza es porque me gusta". 

Varios años después el sonero venezolano sería la imagen de los snacks de papas fritas "Papas Lays" con los que grabó algunos comerciales de televisión:


Alguna vez leí un viejo adagio publicitario que rezaba así: "Si no tienes nada que decir, que lo diga un famoso" y tal parece que en marketing se aplica perfectamente, si no, juzguen ustedes.



Agradecimiento especial a Walter Mechato y Thomas Muriel por su gentil colaboración en esta investigación.
Portada del disco "En El Cincuentenario De Su Nacimiento" (1969)
Cuenta la historia de la salsa, que uno de los temas insignes de Benny Moré, que versionó y popularizó treinta años después Oscar D’León, nació originalmente en Puerto Rico durante un show televisivo.

Era la semana del 04 de julio de 1957 y Benny Moré junto a su orquesta La Banda Gigante, se encontraba de gira en la isla de Puerto Rico. Su apretada agenda incluía presentaciones en el exitoso programa de televisión "La Taberna India", una serie de teatros en la zona capital y una presentación en el teatro San José de Mayagüez en la que alternó con El Combo de Cortijo e Ismael Rivera de la cual existe una famosa transmisión de WTIL Radio Útil también conocida como "La Estación del Pueblo".

La gira del Benny en Puerto Rico empezó en la comedia musical de televisión "La Taberna India" que se transmitía por WKAQ-TV canal 2 y que tenía al comediante cubano Américo Castellanos en el elenco, uno de los primeros hombres en vestirse de mujer en la televisión puertorriqueña, quien por ese entonces estaba muy pegado con su personaje 'Floripondia'.


Esa noche La Banda Gigante empezó a tocar una descarga pegajosa, acto seguido el comediante Américo Castellanos, quien también era un gran bailarín, se quitó la peluca y empezó a moverse como si estuviera poseído por la música, totalmente fuera de su personaje.

Entonces Benny al verlo, le hizo señas al bajista y pianista para que acompañaran los pasos del comediante con un guajeo, a ellos se unieron los saxofones con el estribillo que Benny quería y así surgió inicialmente "¡Castellano Que Bueno Baila Usted!" con la improvisación de los músicos cantando el coro, en seguida se acopló Benny moré y en el segundo estribillo improvisó la letra en honor al trombonista Generoso Jiménez quien lo acompañaba en la musicalización: "¡Generoso que bueno toca usted!".


Este cartel histórico que anuncia el tan esperado show de Benny moré en Puerto Rico precisamente pertenece al día en que nace el tema "Qué Bueno Baila Usted" durante la emisión del programa ya mencionado, donde incluso también se presentó El Combo de Cortijo con Ismael Rivera en las vocales.


Después de instaurado el comunismo en Cuba, el Benny no volvió a salir del país, se quedó en la revolución y murió en La Habana de cirrosis hepática, a los 43 años, un 19 de febrero de 1963, dos días después de su última presentación.

Audio de "Que Bueno Baila Usted"

Basado en entrevista a Roberto Roena concedida en el 2015.
Portada del álbum "Recordando El Ayer" (1976)

En 1974, Fania All-Stars alcanzaba grandes picos de popularidad y toda la atención del mundo de la salsa estaba puesta en las estrellas de la disquera; sin embargo, internamente, las cosas no marchaban tan bien.

El temperamento explosivo de Justo Betancourt causaba dolores de cabeza a los productores y generaba altercados con varios de sus compañeros músicos, esto sumado a los problemas personales de varias de las estrellas, tenían a Jerry Masucci al borde del colapso.

Por esos días, Celia Cruz grababa con Johnny Pacheco su álbum debut "Celia y Johnny" (1974), material en el que se incluyó el tema "Lo Tuyo Es Mental", que por alguna extraña razón ofendió a Justo Betancourt quien se adjudicó el tema considerando que era una tiradera o indirecta para él.

Portada del álbum "Celia & Johnny" (1974)
"Qué pena me da tu caso
Lo tuyo es mental
Qué pena me da tu caso
Lo tuyo es mental
Decías que yo era tuya
Y de nadie más
Y solo en tu pensamiento
Tristeza me das
Publicabas en la prensa
Conquistas de amor
Pero a nadie ya convences
No tienes sabor
Te las das de millonario
Doquiera que vas
Cuando hay que pagar las cuentas
No lo haces jamás
Tus yates, tus palacetes
Tus carros, qué tal
No sabes con quién te metes
Lo tuyo es mental"

A pesar de los problemas internos, Fania All-Stars continuó con sus giras programadas por dos años más y sus integrantes siguieron grabando éxitos espectaculares con sus respectivas orquestas.

Para 1976, los roces entre Celia y Justo se habían salido de control. La canción que Celia grabó dos años antes con Pacheco, pasó de ser un simple malentendido a algo personal, tanto que en cierta ocasión hubo un fuerte altercado y manoteo entre ambos cantantes cubanos que no pasó a mayores porque otros compañeros pararon la bochornosa escena.

Desde luego, a la disquera no le convenía que ese bochinche se hiciera público. Celia Cruz era la prioridad máxima de Fania Records y un escándalo de ese nivel era mortal para el sello, por lo que protegieron a la cantante y separaron de los conciertos y giras a Justo Betancourt.

El matancero, por su parte, no se estancó, continuó con otros proyectos musicales, formó su propia orquesta y un año después lanzó al mercado su álbum "Distinto Y Diferente" (1977) en el que incluye el tema "No Estás En Nada" y cuya letra ofensiva fue dedicada a Celia Cruz:

Portada del álbum "Distinto Y Diferente" (1977)
"Te quieres hacer la fina
Con tu dedito al tomar.
Te gastas dinero en ropa
Y no la sabes usar.
Aunque se vista de seda
Mona se queda, mona se queda.
No estás en nada,
Por más que te esfuerces
No estás en nada
Criticas de los artistas
Su vida particular.
Solo hallas la parte mala
Para poder atacar.
Hay veces que no reímos
Y no decimos cuanto sufrimos.
Oye por más que te esfuerces, mama
Por más que te gastes los chavo'
En ropa que tú no sabes usar
Que vieran que te vistes de seda,
Mona te quedas
Tú decías que lo mío era mental
Y tú, tú, solo tú... por eso te dije
No estás en nada"
Portada de "Caminando" (1991)
Por años se ha dicho que "Camaleón" es la respuesta furibunda de Rubén Blades al tema "Tú Eres Tú" que compuso y grabó Willie Colón para su álbum "Solo" en 1979 a raíz de una supuesta mala pasada que le hizo el panameño al firmar en secreto un contrato para promocionar él solo el álbum "Siembra" que lanzaron ambos en 1978.

Portada álbum "Solo" (1979)
“Por fin
Hiciste la movida que esperaba
Tanto tiempo esperaste que 
Yo mismo lo dudaba
Vaya por fin llegó
Tú coge tu rumbo
Y yo por mi camino
Pero si no caigo
Reventao’ como esperabas
Tendrás que vivir
Con esta respuesta
Tú eres tú, y yo soy yo
No coma cuento
Nadie es mejor
Tú siempre dices que tú, y tú y tú 
Y nadie más que tú tú tú tú llegará
Óyeme, hasta cuándo mi amor
Un día aprenderás
Que los hombres se respetan”.

"Camaleón" debía ser incluida como contestación de Rubén Blades en el álbum "Canciones del Solar de los Aburridos" (1981), el tercer disco realizado en conjunto por la dupla Colón-Blades, pero quedó en 'stand by' esperando la aprobación del director Willie Colón, quien al oír la letra se negó rotundamente a la publicación.


Portada álbum "Caminando" (1991)
“Que es lo que pasa camaleón, 
Calma la envidia que me tienes,
Aunque tu cambies de color, 
Yo siempre sé por dónde vienes
Yo te conozco camaleón
Lo que te está volviendo loco
Es que tú has visto poco a poco
Que tu maldad no me hace daño
Que estoy más fuerte cada año
Eso te está rompiendo el coco
Que es lo que pasa camaleón
Yo vivo, vivo, vivo de la verdad
Y tú comiendo del engaño
Que es lo que pasa camaleón
A yo donde yo vaya
Tres guerreros van conmigo
Que es lo que pasa camaleón
Ellos protegen mi espalda
Contra los malos amigos”.

El tema de Rubén enfureció tanto a Willie que éste no sólo rechazó la canción, sino que en 1984 (para entonces 2 años ya separados) le contestó grabando el tema "Falta de Consideración" y lo incluyó en su álbum "Tiempo Pa' Matar" (1984).


Portada álbum "Tiempo Pa' Matar" (1984)
“Al conocerte, por primera vez,
Que persona más chévere,
Eso pensé.
Esa cara sincera, era solo un disfraz,
Mentiras y engaños, tu forma de pagar. 
Falta de consideración,
Por todo lo que di.
Los sueños que tuve,
Lo bueno que fui.
Algo no se te olvido,
Tratar de partirme en dos.
Con tanto empeño mataste mi sueño
Y nada quedo”.

Varios años después, Rubén Blades rescata "Camaleón", su propio tema, y lo publica en su álbum "Caminando" (1991) estallando así el escándalo. Rubén, por supuesto, ha negado en varias oportunidades que "Camaleón" tenga algo que ver con su antiguo jefe Willie Colón, incluso explica (como para justificar) que es dedicado a todos esos hipócritas y envidiosos que abundan por todos lados con caretas de buena gente, sin identidad, que envidian todo y a todos.

¿Cuántos temas más tendrá Rubén Blades por rescatar? ¿Cuántas joyas habrán quedado en el olvido? Grandes misterios de la salsa.
Portada "Strikes Back" (1987)
A mediados de los 80, la disquera Fania Records venía cuesta abajo y el estilo de música que el público latino consumía había dejado de ser el que predominó en la década dorada de los 70; la salsa dura estaba siendo desplazada descaradamente por el merengue y por un subgénero de la salsa al que muchos cantantes y orquestas sucumbieron: La salsa romántica.

Ahora el mercado de la salsa se había "modernizado" y se movía entorno a la tendencia que dictaba la salsa balada y su variante la salsa erótica, que generaba ganancias exorbitantes.

Por esos días, el gran Héctor Lavoe vivía enfermo, deprimido, frustrado, casi siempre intoxicado y ahogado en deudas. Por un lado tenía a Fania que no quería darle el relevo de su contrato hasta que éste no grabara dos discos que le faltaban para completar el acuerdo inicial; y por el otro, estaba la disquera TH-Rodven moviendo y catapultando a la fama a cantantes como Frankie Ruiz y Eddie Santiago, quienes como solistas incrementaban considerablemente sus ingresos cantando salsa erótica, todo esto frente a las narices de Héctor y haciendo lo mismo que él sabía hacer, cantar.

¿Qué tan difícil podría ser incursionar en el mundo de la salsa balada? Ahí estaba la plata que le faltaba y él lo sabía, pero antes debía sacarse a Jerry Masucci de encima.

En Marzo de 1986, Willie Colón hizo espacio en su apretada agenda y se ofreció a dirigir la sesión de grabación de la que sacarían los dieciséis temas para completar los dos discos, de ocho canciones cada uno, que faltaban y que Fania exigía, entonces Colón, conociendo los antecedentes de su compadre, sugirió hacerlo como en los viejos tiempos: Willie y su orquesta ensayaban y grababan los cortes en el día y en la noche Héctor le pondría la voz.

Así se llevó a cabo la primera sesión de grabación, con un Héctor Lavoe motivado y entusiasmado por completar los discos que le faltaban para poder quedar libre y firmar contrato con otra disquera que le solucionaría sus problemas económicos. Pero muchas veces los adictos suelen pasar fácilmente de la euforia y alegría excesiva a la depresión y el hundimiento absoluto.

Héctor, sumergido nuevamente en la oscuridad profunda de la tristeza y sus problemas de adicción, faltó al día siguiente a la sesión programada; entonces, ante la insistencia de Colón, se presentó un día después para grabar en estado crítico, intoxicado y hablando incoherente. Willie Colón, enojado, decidió cancelar las grabaciones y paralizar el proyecto después de casi un día completo montando el repertorio con su orquesta para intentar grabar por segunda vez la sesión que completaría el paquete de descodéis canciones.

Lamentablemente el proyecto no pudo ser reprogramado porque la salud del cantante empeoró, quedando solo 9 temas grabados de los cuales ocho se publicaron en el disco "Strikes Back" (1987) entre ellos los éxitos "Loco", "Taxi", "Ella Mintió" y "Plato De Segunda Mesa" y 4 temas más que se usaron de relleno ("En El Fiando", "Escarchas", "Como No Voy A Llorar" y "Ponce"); la plena "Las Flores del Campo" y a duras penas le puso la voz guía a los temas "Contrato Barato", "El Guayabero" y "A La Hora de la Verdad" que fueron incluidos en un proyecto póstumo llamado "The Master & The Protege" (1993) que fue completado con la voz de Van Lester, un joven imitador que Ralph Mercado conoció por casualidad.

Portada de "The Master & The Protege" (1993)
A Willie Colón nunca le hizo mucha gracia que Masucci, mostrando más importancia en el dinero que en cualquier vínculo afectivo o de respeto, usara las pistas que él grabó con su orquesta para ayudar a Héctor Lavoe. Desde luego el disco "The Master & The Protege" (1993) está lejos de ser un clásico de la salsa, pero cuando lo lanzaron al mercado, pocos meses después de la muerte de Lavoe, el disco sí que arrasó en ventas.

En 1988, el álbum "Strikes Back" (1987), fue nominado a los premios Grammys en la categoría Mejor Interpretación Latina Tropical, llenando de orgullo al jibarito.

Este material es especial no sólo porque es el último disco completo que nos dejó el cantante, sino porque lleva la ilusión del gran Héctor Lavoe de realizar pronto un proyecto nuevo que le ayudaría a resolver parte de sus problemas.
Portada "Beethoven's V" (1975)
A finales de 1974 e inicios de 1975, el pianista Markolino Dimond, con la ayuda de Larry Harlow y Johnny Pacheco, emprende un nuevo proyecto musical que sería considerado años más tarde como una gema de la salsa.

Esta nueva producción significaba el retorno de Markolino como director de orquesta luego de que fuera expulsado de “Markolino y Su Sabor” (su grupo anterior) por gastarse el salario de sus músicos en drogas.

Portada de "Brujería" (1971)
Así surge, con el respaldo de Fania Records y su subsidiaria Cotique, la obra maestra "Beethoven's V" (1975), cuya vocalización estuvo a cargo del rebelde y extravagante Frankie Dante y posteriormente de Chivirico Dávila quien fue llamado a grabar como cantante invitado.

Dante, además de su voz, aportó la imagen de rebeldía y protesta que el equipo de diseñadores y creativos querían darle a esta producción.
El diseño de "Beethoven's V" se planeó con rapidez porque para 1975 Fania Records y sus filiales, tenían mucha producción de discos por lo que el departamento gráfico de la disquera trabajaba contra el reloj.

La creación de la carátula y contracarátula, desde luego, estuvo a cargo de Ron Levine, quien eligió la portada entre el paquete de fotografías realizadas por Lee Marshall en Nueva York ese mismo año. Levine, para realizar la caracterización de los músicos, se inspiró en el nombre del cuarto tema del disco ("El Quinto de Beethoven"), por eso optó por trajes de la misma época en la que vivió el músico alemán. En la portada se puede ver al sirviente de tez negra, personificado por Markolino Dimond, vistiendo de manera semejante a un cortesano blanco de la época, asumiendo el papel de amo en un intercambio de roles que simboliza rechazo al clasismo y a las jerarquías sociales.

Toma Nº 1
Toma Nº 2
Es importante resaltar que el cantante Frankie Dante, para dicha sesión fotográfica, en lugar de usar los zapatos característicos de la época, calzó tenis de mujer de color blanco, para de alguna manera, satirizar las lujosas zapatillas de seda fina que usaban los hombres en la época colonial.

Toma Nº 3
Según fuentes confiables, la sesión fotográfica fue anecdótica gracias a Jerry Masucci, Johnny Pacheco y el propio Lee Marshall, quienes no pararon de hacer bromas durante la realización, incluso esto se puede notar en la foto elegida por Ron Levine para la portada donde Dante parece contener la carcajada. Sin embargo, no todo fue risas durante la realización de este proyecto. El excéntrico Frankie Dante, quien comparte la carátula y la sociedad con Markolino Dimond, abandona repentinamente la sesión de grabación muy enfadado al enterarse que en realidad el proyecto no era suyo como él creía.

Toma Nº 4
Toma Nº 5
A pesar de que Markolino compuso y arregló casi todos los temas, Dante reclamó el disco para él, entonces al encontrar la negativa de los productores, Frankie Dante tomó sus gafas gigantes, sus sombreros y capas coloridas y abandonó el proyecto al finalizar la primera sesión de grabación. El álbum por supuesto se estancó, hasta que nace la genial idea de invitar al sonero Chivirico Dávila cuyo contrato fue adquirido por Fania Records cuando el sello compró el catálogo de Cotique en 1972, así se juntan Chivirico y Markolino y ¡La ponen en la China!.

Esta producción generó una aceptación y simpatía significativas en el público salsero, tanto que en la actualidad continúa convocando interés en lo musical y ciertos interrogantes por su peculiar carátula.

Contraportada de "Beethoven's V" (1975)