LA HISTORIA DEL BOLERO 'DOS GARDENIAS'











Por: Juana Peña





Corría el año 1945 cuando la compositora y pianista cubana Isolina Carrillo, quien por esos días trabajaba de asesora artística y pianista acompañante en la emisora RHC-Cadena Azul en La Habana, una de las estaciones de radio más importantes de aquel tiempo, recibió la visita de un caballero de nacionalidad colombiana que estaba de paso por Cuba y que aspiraba a ser compositor. El joven cantautor necesitaba asesoría para terminar una canción que hablaba sobre unas gardenias e Isolina, desde luego, le brindó la ayuda requerida y se hicieron amigos (o por lo menos eso creía ella).



Días después, la pianista se enteró que el colombiano que había requerido de su apoyo realizaría una fiesta en su apartamento por motivo de celebrar su cumpleaños, entonces a Isolina no se le ocurrió mejor idea que asistir a la reunión para darle al dueño del santo una sorpresa. Al llegar al edificio sintió risas y música que demostraban un gran ambiente de celebración, entonces subió y llamó a la puerta del apartamento donde se realizaba la fiesta, pero nadie le abrió. Estuvo tocando por largo rato pero era evidente que no querían abrirle, entonces Isolina dejó el regalo en el piso y se fue desconsolada.



Días después supo por una alumna, amiga en común con aquel extranjero, que varios de los participantes de la fiesta sí supieron que ella había asistido, pero que el aspirante a compositor dijo que no quería negros en su fiesta.Isolina al enterarse de esto se sintió triste y decepcionada. Más tarde, se sentó en su piano y empezó a tocar los primeros acordes de una canción a la que le puso letra romántica y sentida, y que luego llamó ‘Dos Gardenias’.



Ese mismo año, la canción fue estrenada en Cuba por Guillermo Arronte y posteriormente en México por Avelina Landín, aunque sin tanto éxito. Dos años después un cantante puertorriqueño llamado Daniel Santos, quien por esos días gozaba de mucha fama, fue a ver a Isolina y le solicitó le entregara uno de sus números para grabarlo con la orquesta a la que pertenecía.



Entonces Isolina, sin mucha esperanza, le entregó la canción que había escrito como respuesta al desaire que le infligió el joven autor colombiano, y el 11 de marzo de 1947 en los estudios de la Panart ,en pleno centro de La Habana, y con arreglos de Dámaso Pérez Prado y el bandoneón del argentino Joaquín Mora, Daniel Santos graba con su voz el tema Dos Gardenias para el sello Columbia con el acompañamiento de La Sonora Matancera y lo demás es historia.




Isolina Carrillo










Hoy, setenta y tres años después de realizada la grabación que hizo mundialmente conocida a Dos Gardenias, esta canción aún se encuentra vigente en el repertorio de muchos boleristas, además de haber sido grabada por más de cincuenta intérpretes en múltiples compañías disqueras.




“Dos Gardenias” es algo más que un éxito comercial o de popularidad, representa parte de la vida de su autora lsolina Carrillo y la interpretación particular de Daniel Santos hizo el resto del fenómeno.


Fuente: Entrevista a Isolina Carrillo. Testimonio de Helio Orovio.

0 comentarios:

Publicar un comentario