PERSONAJES DE LA SALSA QUE MURIERON A CAUSA DEL SIDA



“Hace casi 40 años, un extraño virus puso al mundo en alerta. La comunidad científica y los medios de comunicación no lograban explicarse qué sucedía. Las principales potencias globales crearon comisiones y centros de estudios para tratar de contener aquella misteriosa dolencia de la que nada se sabía. El SIDA se volvió desde entonces una de las enfermedades más temidas y el referente más cercano de una pandemia para millones de personas en todo el mundo. Fue, de hecho, la peor pandemia que vivió la humanidad a finales del siglo XX y que todavía sigue cobrando miles de vidas cada año” BBC News Mundo. 
Por: Juana Peña

Hoy, 1º de diciembre, como todos los años, se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA y como tributo a las grandes figuras de la salsa que, por desconocimiento e incredulidad, murieron a causa de esta terrible enfermedad (o enfermedades relacionadas), les hemos preparado esta nota donde recordamos un poco su trayectoria.

LARRY  SPENCER
Fue un trompetista americano de origen judío que durante toda la década del sesenta trabajó en Nueva York con las orquestas de Orlando Marín, Larry Harlow y Richie Ray. Participó como primera trompeta en el primer elepé de la Orchestra Harlow, “Heavy Smokin”, venía del rock sin experiencia en la música latina. El trompetista adjunto para la grabación fue Ralph Castrello, otro músico americano de procedencia rockera.

En 1971 integró la cuerda de trompetas de Fania All-Stars, junto a Héctor “Bomberito” Zarzuela y Roberto Rodríguez, para el concierto del Cheetah (calle 52 con octava avenida de Manhattan, Nueva York) del 26 de agosto de 1971. Paralelamente al concierto fue producido el film “Nuestra Cosa”, dirigido por León Gast. Larry Spencer participa igualmente en las escenas musicales filmadas en la calle, por fuera del Cheetah, como trompetista de la Orchestra Harlow, junto a Ralph Castrello. 

Spencer también tocó y grabó con las orquestas de Louis Ramírez, Kako Bastar, Joey Pastrana, Eddie Palmieri (en vivo en la Universidad de Puerto Rico), la Sociedad 76 (de Johnny Zamot), Tito Rodríguez Junior, Andy Harlow, Willie Rosario, Justo Betancourt y Cheo Feliciano.




GONZALO FERNÁNDEZ
Fue un flautista y saxofonista tenor cubano, nacido en Sagua la Grande, provincia de Las Villas, en 1930, vivió en París desde 1959. En 1974 se residenció en Nueva York, siguiendo el consejo de otro gran flautista cubano llamado Eddy Zervigón. A su llegada a la ciudad de Nueva York el primer disco en el que participó fue "Mike Pérez y Su Orquesta Típica New York", producido por Pancho Cristal. 

Con el Grupo Folclórico y Experimental Nuevayorquino (sello Salsoul de los hermanos Joseph, Ken y Stanley Cayre) grabó el álbum doble “Concepts in Unity”. Brilló en el saxo tenor en el guaguancó “A Papá y Mamá“Concepts in Unity” fue grabado en abril de 1975. 

Tocó igualmente con las orquestas de Pupi Legarreta, La Súper Típica de estrellas y la Nóvel, La Típica Ideal, Cachao, La Típica 73 y Mongo Santamaría (con quien grabó el disco “Ubane”, vocalizado por Justo Betancourt). 

Gonzalo Fernández murió en Nueva York a comienzos de la década del noventa.



EDUARDO DAVIDSON
Su nombre real fue Claudio Cuza. Nació en Baracoa, Cuba, el 30 de octubre de 1930. Durante su carrera escribía libretos de telenovelas y compondría canciones.

A finales de los años 40 se mudó a La Habana. En 1957 se afianzó como compositor de canciones en la empresa discográfica Panart. Al principio, Orlando Fundora (hermano del flautista Melquiades Fundora, director de la Orquesta Sublime) le escribía las partes de piano y le hacía los arreglos para orquesta. De esa manera Davidson conoció la Orquesta Sublime.

Las primeras obras que se hicieron conocidas fueron “Elegguá Inko” (que interpretó Gina Martin) y “Sabor de Cuba” (grabada por la Orquesta Sublime). En 1959 compuso la música de "La Pachanga", que grabó La Sublime; Rolando Fundora le añadió el rayado del güiro y un tumbao de las tumbadoras. En esa época compuso “Lola Catula” (pachanga) y “La viuda del muerto” (pachanga). Cuando llegó el éxito del chachachá, Davidson compuso temas para la televisión cubana: “Yo Siempre Arriba”, “Sobando El Son” y “Azúcar Saláa”. Compuso también música para telenovelas: “Ayúdame Dios mío” y “El Batey de las Pasiones”.

A mediados de 1961 viajó a Nueva York, donde en 1962 logró imponer otro ritmo llamado Bimbí (mezcla de afro con Samba brasileña). En 1967 creó otro ritmo llamado «le frisón», pero no tuvo éxito. En 1968 publicó el disco “Le Chien” (“El perro”), con canciones en francés.

Falleció relativamente olvidado en Nueva York, el 10 de junio de 1994, a los 64 años.




LUPO EL FANTÁSTICO
Su nombre real fue Hiram Velásquez. De origen puertorriqueño, nacido en Las Piedras, llegó en la infancia a Nueva York. Santitos Colón y el presentador de radio y televisión Jimmy Montañez lo relacionaron con Tito Puente quien en 1969 dirigió su único disco “Lupo el Fantástico”, realizado en la ciudad de Nueva York (Bell Sound Studios) para el sello Cotique bajo la producción ejecutiva de George Goldner, disco del cual se destacaron los éxitos “Te lo juro yo”, “El gitano Antón”, “Alma y corazón” y “Angelitos Negros”, todos ellos grabados con la orquesta de Tito Puente.

Hombre con apariencia de mujer, se destacó cantando el repertorio de La Lupe en la noche neoyorquina, acompañado por diversas orquestas de la escena latina, razón por la cual en el ambiente de los músicos fue apodado “El Lupo”.

El Lupo murió en Nueva York en 1988 como consecuencia de su trasegar con la heroína, al contagiarse de sida. Se lo recuerda por su voz afinada y su carácter histriónico.



RAFAEL “RALPH” CARRILLO
Fue un gran timbalero y baterista neoyorquino de origen puertorriqueño que formó parte de la famosa  Charanga de Lou Pérez, con quien grabó varios discos de larga duración en las décadas de los 60 y 70, entre ellos se destacan las producciones “Nuestra Herencia” y “De todo un poco”. Se desconoce cómo contrajo el virus.




FRANKIE RODRÍGUEZ
Fue un conguero y cantante de origen puertorriqueño de la Orchesta Harlow y del Grupo Folklórico y Experimental Nuevayorquino. Frankie Rodríguez y Edwin Feliciano formaron una orquesta, en 1983, llamada Zaperoko. Querían reunir todos los ritmos de Puerto Rico en un estilo que llamaban songo. Una muestra de ello es "Si Me Dejas Ahora" (de la autoría de Camilo Sesto), "Sigan La Clave" (Samba Songo de Frankie Rodríguez). 

Fue el autor de "Sé Lo Que Es Rumba" compuso y cantó “Zaperockero", mixtura latina y rockera. El Grupo Zaperoco produjo solamente tres discos de larga duración. En esta agrupación Frankie Rodríguez alternó su papel de percusionista y cantante con Ángel “Cuquito” Palacios, quien se destacó como vocalista en “No quedó ni el gato” (de la autoría de Félix Alfonso), el mayor éxito de la orquesta. 

La agrupación produjo tres discos. Frankie Rodríguez cantante, compositor y conguero, formó parte de la orquesta de Jerry González con quien produjo el tema "Agueybaná Zemí". Frankie Rodríguez también fue conguero de la orquesta de Larry Harlow desde comienzos de los setenta, fue además su cantante en la sombra por varios años, asumiendo el papel de vocalista en los bailes cuando los cantantes de la orquesta no asistían a las presentaciones por diversas razones. Grabó con Harlow como cantante una parte del disco “La raza latina”, en los segmentos que no fueron vocalizados por Néstor Sánchez y Rubén Blades. Murió de SIDA en 1989 en Nueva York. 



NANCY O'NEILL
Fue por años la protegida de Larry Harlow e integrante de la primera orquesta femenina en la historia de la salsa neoyorquina, Latin Fever (también apadrinada por Harlow) se presenta por primera vez con la Fania en 1975 (en el Madison Square  Garden).  También  colaboró  en  grupos  como  Benítez  &  Nébula,  quienes  se  movían  en  la  onda  del  rock  latino a lo Santana, y Ricardo Marrero & The Group, grupo de carácter experimental con el cual graba sus primeros dos discos. También graba como corista con el laureado grupo de rock Electric Light Orchestra. 

Fue compañera consensual del legendario y virtuoso trompetista Larry Spencer, miembro de la Fania del Cheetah y de orquestas como las de Puente, Louie Ramírez y el propio Harlow. En una nota doblemente trágica, O’Neill fallece a principios de los 90 poco después de su compañero, quien contrajo SIDA a causa de su adicción a la heroína y la contagia eventualmente.




TITTI SOTTO
Su nombre real fue Hannibal Sotto. Nació en La Habana en 1944. Fue arreglista, cantante y extraordinario compositor cubano de varios temas icónicos de la Salsa. Entre su obra se destaca para Sophy “Se va y se va”; para Celia Cruz “Ochún con Changó” y “Latinos en Estados Unidos”; para Tony Vega “Uno mismo”; para Willy Chirino “Soy un barco”; para Hansel y Raúl “Alma de Marinero” y “Esquina Habanera”; para Las Chicas del Can “Culeca” entre varias más. Falleció en Puerto Rico en 1992. 



NELSON DE JESÚS
Es un recordado cantante puertorriqueño. Tuvo problemas con las drogas desde muy joven. Se refugió en el Hogar CREA en Río Piedras, Puerto Rico. Allí la vida le dio otra oportunidad convirtiéndose en cantante de la Orquesta Impacto CREA, dirigida por el trompetista Carmelo Rivera. 

Murió en los años 90, olvidado por su familia y compañeros del ambiente musical.




RAY SABA o REY XABA
Su nombre real fue Gregorio Del Rey Guadalupe Cruz y nació en Puerto Rico. Si bien inició su carrera como cantante en los 70, los 80 sería la mejor etapa musical de este cantante.

A finales del año 1982 pasó a formar parte de la orquesta del cantante Kimmy Solis y al año siguiente vocalizó varios temas de la producción titulada "Yo Soy El Son". Plasmó su voz en los temas "Ay Dios, Mándame Un Amor", "Te Olvidé", "Sonero Soy" y "Fiesta De Besos". También participó en la producción de 1984, "Para Bailar Sabroso".

Ingresó a la orquesta del "Manos Duras", Ray Barretto, en el año 1984, trabajando como corista en el elepé titulado "Todo Se Va Poder". En este disco, vocalizó junto al también cantante, Cali Alemán, el éxito "Préstame Tu Mujer". Para 1987 vocaliza en el elepé "Aquí Se Puede" de Barretto, los temas: "La Resbalosa", "Amor De Lujo" y el sencillo promocional del disco "Aquí Se Puede".

En 1990 armó su proyecto como solista y lo lanzó a mediados de ese año. El álbum incluyó los temas: "Necesito Una Mirada Tuya" (Título del disco), "Así Es Ella", "Oro", "Ahora No", "Cuesta Abajo", "Espera", "Soñé Mirándote" y "Quiero Amanecer Con Alguien".

Luego de tantos altibajos de salud tras padecer por diferentes situaciones tales como VIH (Sida), adicción a la cocaína y a la heroína y problemas respiratorios, Saba, falleció a causa de un cáncer en la sangre (leucemia) en Nueva York, Estados Unidos, en el año 1991. Muy poco se sabe de sus últimos años de vida, hasta la noticia de su muerte.


HÉCTOR LAVOE
Su nombre real fue Héctor Juan Pérez Martínez, nació el 30 de septiembre de 1946 en Ponce, Puerto Rico. Fue un Cantante de Salsa, conocido mundialmente como "El Cantante de los Cantantes" y con el nombre artístico de "Héctor Lavoe". A la edad de 17 años se marchó a Nueva York a buscar un mejor futuro ahí conoció a Willie Colón y a Johnny Pacheco, co-propietario del sello Fania Records y formó parte de la banda del primero logrando varios éxitos.

Desde 1967 a 1973 produjeron varios discos entre los que destacan “La Gran Fuga”, “Cosa Nuestra”, “Lo Mato”, “El Juicio” y los dos volúmenes de “Asalto Navideño”. En 1973 Colón decide continuar su carrera como solista y se separó de la banda (su banda) dejándosela a Héctor Lavoe. Desde 1975 Lavoe inicia su carrera y lanza al mercado discos como “La Voz”, “De Ti Depende” y “Comedia”, “Recordando a Felipe Pirela”, “El Sabio”, “Qué Sentimiento!”, “Reventó”, “Strikes Back” y “The Master & The Protege”. Durante esta época, Lavoe participó también en las giras que realizaba la Fania All Stars junto con las demás estrellas salseras de esa época. 

Prácticamente toda su vida estuvo marcada por eventos trágicos, finalmente Héctor Lavoe murió el 29 de junio de 1993 en el Memorial Hospital de Queens. Héctor Lavoe es considerado unánimemente como uno de los mejores cantantes que enriquecieron el género de la salsa.



Es importante recordar que el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es la última fase de la infección por el VIH. La persona afectada de SIDA muere porque su organismo ya no es capaz de combatir otras enfermedades. El virus VIH puede contagiarse no solo a través de relaciones sexuales sin protección o transfusiones de sangre de una persona infectada, también por medio del uso de agujas o jeringuillas no esterilizadas (que se utilizan por lo general para inyectarse drogas), hojas de afeitar, cuchillas y otros utensilios que se empleen para efectuar cortes o perforaciones en el cuerpo.

Cabe resaltar, que no es posible contraer el VIH/SIDA por el mero contacto con las personas infectadas. Esta enfermedad no se contagia a través de abrazos o apretones de manos ni tampoco por la tos o los estornudos. El VIH/SIDA no puede transmitirse a través de los asientos de los retretes, de los teléfonos, platos, vasos, utensilios de comer, toallas o ropa de cama, ni en las piscinas o baños públicos. El VIH/SIDA no se propaga por los mosquitos u otros insectos.

El SIDA no ha desaparecido, sigue vigente y matando a menos personas que en los 80 y 90, pero SIGUE MATANDO. Infórmense, quiéranse y protéjanse.


Fuentes colaborativa: Thomas Muriel y Charly P. Ruiz director de CMD-JGR. Fuente de la biografía de Ray Sabá: Tom Datos.

1 comentario:

  1. Excelente reportaje. Muy agradecido. Muy bien narrado y enriquecio altamente mi cultura general de la Salsa y sus interpretes conocidos. Reciba mis felicitaciones y aplausos desde la Isla de Margarita Venezuela.

    ResponderBorrar