Azúca Lola!

Historias de la salsa

SE ME PERDIÓ LA CAR(re)TERA

Por: José Ortiz Charriez

Saludos habitantes del Planeta Salsa, espero que se encuentren bien de salud física y espiritual les envío un fuerte abrazo desde Puerto Rico. En este artículo titulado “SE ME PERDIÓ LA CAR(re)TERA” visitaremos un pueblo de la Isla en el cual haya nacido algún salsero famoso. Debido a la situación de pandemia mundial que estamos viviendo pretendo a través de este escrito invitarles a “salir” de sus hogares y que me acompañen a través de este paseo narrado al hermoso pueblo de Coamo (donde resido). Coamo fue fundado el 15 de julio de 1579 siendo uno de los pueblos más antiguos de Puerto Rico, su nombre se deriva de la palabra indígena que significa “valle extendido”.

Su ubicación es en el centro sur de Puerto Rico y abarca 200.56 kilómetros cuadrados (77.44 millas2). A su vez, es conocido como la “villa de San Blas de Illescas”, “la villa añeja”, “la ciudad de las aguas termales”, “el centro del universo”. Once barrios comprenden su territorio y es muy popular por sus aguas termales conocida como los “Baños de Coamo”. Acompáñenme al sureste de la isla del encanto y conozcamos la inmensa aportación que este lugar ha dado al mundo salsero. ¡Abróchense los cinturones que aquí vamos!

Salimos de San Juan Puerto Rico hacia el sur, pasamos el pueblo de Caguas y vemos una hermosa escultura llamada RITMO del artista David Aponte Resto que rinde homenaje a nuestra herencia africana. Podemos apreciar al negro tocando tambor sentado sobre una caja de bacalao. En 15 minutos llegamos al pueblo de Cayey (lugar donde nací) y nos detenemos brevemente para un refrigerio en la Casa Histórica de la Música Cayeyana, un lugar hermoso donde podemos aprender sobre la vida de los músicos y artistas de este pueblo y del cual hablaremos en otro momento. Seguimos la travesía y comenzamos a descender de las montañas de Cayey hacia la costa y en pocos minutos comenzamos a ver el Mar Caribe, estamos llegando al pueblo de Salinas.

Continuamos la ruta con el Mar Caribe a nuestra izquierda todo el tiempo y en unos 10 minutos llegamos a Coamo, seguimos la ruta como si fuéramos hacia el pueblo de Orocovis pero damos un viraje a la derecha y tomamos la calle que lleva el nombre de uno de los salseros más famosos nacidos en Coamo, Adolfo González Rivas. Tal vez el nombre de la calle no le brinde suficiente luz como para identificar al famoso salsero pero cuando le diga que ese es el nombre de pila de Junior “Hommy” González usted estará de acuerdo conmigo con que es uno de los grandes de la salsa.

Esta hermosa carretera cubierta de árboles a ambos lados es el homenaje que se le rinde a Junior, quien nació el 7 de mayo de 1949 y quien a la edad de veinte años emigró a Nueva York donde estudió música y se desarrolló como cantante. Junior fue cantante de la Orquesta de Larry Harlow con la que obtuvo grandes éxitos que incluyen “La Cartera”, “No hay amigo” y “El Paso de Encarnación”. En el año 1973, se unió a la primera ópera salsera, titulada “Hommy”, de la cual surgió su apodo.

Cabe destacar que la fama nunca afectó el amor por su pueblo y por su gente por esa razón siempre que tenía la oportunidad venia y compartía con su gente siempre alegre, accesible, humilde. Encontrarnos con el en cualquier lugar de tertulia no era sorpresa y si en el lugar había música siempre estaba dispuesto a compartir tarima dando testimonio y cátedra de humildad al compartir con jóvenes talentos. Junior falleció el 10 de mayo de 2012 a la edad de 63 años con su partida física, el pueblo de Coamo y el mundo salsero perdió un querido y admirado hijo que formó parte de una generación de artistas puertorriqueños quienes viajaron el mundo llevando la bandera latina de la Salsa.

Continuamos nuestro recorrido, de la calle Junior González llegamos al centro del pueblo y comenzamos a transitar la calle Betances, lugar que vio nacer al Sr. Fernando Luis Rosario Marín. Allí nació el 6 de mayo de 1930 este salsero mejor conocido como Willie Rosario, y fue aquí donde comenzó sus pasos en la música atraído por el sonido de la percusión. Para el año 1942 se funda en Coamo la primera escuela de música y fue allí donde Willie comenzó a estudiar guitarra y aprendió a solfear bajo la tutela del único maestro de música que había en el pueblo el Profesor Juan Suárez Cruz; este humilde y talentoso profesor es responsable del desarrollo de otros grandes músicos como veremos más adelante.

Casa donde vivió el maestro Willie Rosario
Casa donde vivió el maestro Willie Rosario

Salimos de la calle Betances y nos dirigimos hacia la salida del pueblo pasando por la estructura que alberga la Academia de Música José I. Quinton y que hoy se llama Academia de Música Willie Rosario. Este famoso director de orquesta también es conocido como “Mr. Afinque” o el “Rey del Ritmo” y ha sido merecedor de una gran cantidad de premios nacionales e internacionales. En adición, por su orquesta han desfilado una gama de cantantes que han dejado huella en la historia de la salsa como por ejemplo Miguel Barcasnegras “Meñique”, Guillo Rivera, Junior Toledo, Tony Vega y Gilberto Santarosa entre otros.

Atravesando el centro del pueblo nos dirigimos hacia el lugar donde pasó su infancia y juventud el hijo de Albertano Valentín y Carmen Fred. Aunque nació en el pueblo de Orocovis su infancia y gran parte de su adolescencia transcurrió en Coamo, razón por la cual se identifica como coameño. Su padre tocaba el cuatro (instrumento de cuerdas) y le inculcó la vocación musical. A los 7 años comenzó a aprender a tocar guitarra de manera autodidacta y entre los trece y los quince años estudio trompeta y solfeo en la Academia de Música José I. Quintón, con el Profesor Juan Suárez Cruz siendo uno de sus compañeros de estudio el maestro Willie Rosario. Para el año 1955, Bobby fue a vivir a Nueva York con la intención de ampliar sus conocimientos musicales, pues en Puerto Rico todavía no existía el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

Valentín participó como trompetista de varias agrupaciones y luego se destacó como bajista llegando a ser no solo el bajista del conglomerado de estrellas de salsa más exitoso de la historia sino su principal arreglista. La orquesta de “El Rey del Bajo” también se ha destacado por la calidad de sus cantantes comenzando con el primero, el coameño Marcelino “Buba” Morales, Marvin Santiago, Frankie Hernandez, Carlos “Cano” Estremera, Luigi Texidor y quien más tiempo duró en la orquesta: el Sr. Johnny Vazquez.

El tiempo pasa rápido y nos falta visitar otro salsero coameño que se destacó internacionalmente como cantante y compositor. Muchos lo asocian casi exclusivamente con el bolero olvidando que muchas de las canciones que identifican a Ismael Rivera “El Sonero Mayor” fueron compuestas por este orgullo de Coamo, entre las cuales están “El Negro Bembón”, “Las Tumbas”, “El Incomprendido”, “Qué Te Pasa a Ti”, “Sale el Sol” —que en realidad se llama “Dormir contigo”—, “Monta Mi Caballo”, “Ella No Merece Un Llanto”, “Quiero a Mi Pueblo”, “Qué Sería De Mí” y “Si Te Cojo”, temas considerados no sólo clásicos de Maelo sino también clásicos de la Salsa.

Al examinar la obra del coameño Bobby Capó podemos concluir que su nombre se coloca cómodamente junto al de otros grandes compositores puertorriqueños como Rafael Hernández, Pedro Flores y Tite Curet Alonso. Pero como les dije se está haciendo tarde y en Puerto Rico por motivo de la pandemia existe el toque de queda, así que nos tenemos que ir… pero tranquil@s ¿qué les ha parecido el paseo? ¿Me acompañan en el siguiente? ¿Visitamos a Bobby Capó y conocemos más de él? ¿Visitamos otros salseros, conocemos sus pueblos e historias? ¿Se apuntan? Yo invito y pago, espero sus comentarios. Los quiero, ¡un abrazo!

José Ortiz Charriez

Esposo, padre, eterno estudiante de música, en un constante viaje espiritual tratando de ser mejor ser humano cada día.

One thought on “SE ME PERDIÓ LA CAR(re)TERA

Comments are closed.