FRANKIE RUIZ: 'EL TÁRTARO DE LA SALSA' (LEYENDA)


Independientemente de su etimología y cronología, el significado del apodo "El Tártaro" con el que fue conocido Frankie Ruiz desde mediados de los 80s, se le atribuye debido a una anécdota de su juventud.
Según algunos fanáticos y conocedores de la historia musical de Frankie Ruiz desde niño, cuando Frankie era un preadolescente y tenía la inquietud de ser artista, solía cubrirse la cabeza con un tarro de metal (lata) para jugar y practicar su canto elevando el volumen de la voz sin preocuparse por tener que incomodar a los demás con el ruido que pudiera generar, porque el tarro amortiguaba los sonidos. Así se la pasaba en el barrio Balboa ubicado en Mayagüez al oeste de Puerto Rico, lugar en el que vivía su abuela y adonde llegó a vivir con su madre y sus hermanos.
El tarro sobre su cabeza producía un efecto acústico interesante, muy similar al efecto acústico que se supone se escucha a través de los gritos de quienes padecen en El Tártaro, un lugar de tormento y sufrimiento más profundo incluso que el Hades. El Tártaro está ubicado en el inframundo donde se encuentra la mazmorra de los condenados, lugar mitológico al cual los demonios más perversos y torturadores arrojaban los espíritus de los humanos que cometieron los pecados más terribles, condenados por los Dioses. Allí también se encuentran encerrados algunos Titanes como Cronos, el padre de Zeus.
Con el tiempo, varios promotores y locutores de la época, al enterarse del origen del apodo con el que algunos adultos de su barrio lo habían bautizado por sus ocurrencias de niño, desvirtuaron la génesis real del sobrenombre y le dieron un nuevo giro, justificando que el mote de Frankie Ruiz se debía a que era un diablito ladino e inquieto que llegaba a la tarima y causaba gran alboroto con su canto y carisma.
Cabe señalar que esta explicación sobre cómo Frankie Ruiz obtuvo la potencia de su voz, aunque resuene con coherencia, no ha podido ser constatada con fuentes históricas. Esta situación, sin embargo, no significa que tengamos que dejar de lado el hecho inevitable de que Frankie Ruiz fue un gran exponente de su propio estilo, en especial como estupendo intérprete de la salsa romántica, habiendo obtenido con sobrados méritos el respeto y la admiración del público a nivel mundial, gracias a una carrera llena de éxitos musicales que serán recordados por siempre.
Versión libre de la autora basada en la revisión de diversas fuentes populares, se respetan todos los derechos de autor sobre la información y las imágenes.

0 comentarios:

Publicar un comentario