RAY BARRETTO: INDESTRUCTIBLE (1973)


A finales de 1972, el conguero Ray Barretto interrumpe las grabaciones de su producción "Que Viva La Música" (1972), para iniciar una corta gira promocional de jazz con el famoso pianista y compositor brasileño Eumir Deodato con quien colabora tocando las congas en su exitoso álbum "Preludio".

Durante ese tiempo, Barretto dejó su orquesta en stand by para atender otros compromisos musicales, entonces varios de sus músicos aprovecharon la pausa para trabajar cada uno como freelance acompañando a otras agrupaciones o incluso tocando ellos solos en algunos clubes.

Por eso días, un club nocturno llamado "And Vinnies" ubicado en New York ofrecía un espectáculo de descargas para las cuales contrató a un grupo de músicos de la orquesta de Barretto, quienes tuvieron gran aceptación entre el público, lo que se vio reflejado en la buena paga que recibieron.

Al retornar Barretto de su viaje, recibió un ultimátum de los cinco músicos que habían participado en las sesiones de descargas, quienes le solicitaron un aumento en su salario, de lo contario dejarían su banda, Ray pensó que solo era una forma de hacer presión por lo que no tomó tan en serio la solicitud y reanudó de inmediato las grabaciones de su disco "Que Viva La Música".

Semanas después, cuando la banda retomó su calendario de presentaciones, el quinteto de músicos reclamantes compuesto por Adalberto Santiago (vocalista), Orestes Vilató (timbalero), René López (trompetista), Dave Pérez (bajista) y Johnny “Dandy” Rodríguez (bongosero), le comunicaron a Ray Barretto su decisión de renunciar a la orquesta y emprender un nuevo proyecto musical por su cuenta.

Así, el mismo día que salió al mercado "Que Viva La Música", los músicos anteriormente mencionados, recogieron sus cosas y abandonaron la orquesta, hecho que golpeó profundamente a su director Ray Barretto.

La agrupación del conguero era una de las más requeridas en New York ya que contaba con instrumentistas talentosos que se entendían muy bien musicalmente, por esta razón, la noticia de la renuncia de cinco de ellos considerados pilares de la banda, rápidamente hizo eco en el ambiente musical.

Barretto tomó este hecho como traición e ingratitud, entonces para reponerse del trastazo, hizo una pausa obligada en la salsa mientras buscaba reorganizar su orquesta y durante este tiempo desarrolló un proyecto de jazz titulado "The Other Road" (1973). Una vez repuesto y con sed de revancha, empezó a organizar su banda.

Por esos días, los músicos que abandonaron la orquesta de Ray Barretto sorprendieron a todos al anunciar la creación de su propio conjunto al que llamaron La Típica 73 e ingresaron con fuerza al mercado de la salsa.


Barretto por su parte, y casi a la par, empezó negociaciones con un nuevo vocalista llamado Carlos Santos, un talentoso cantante que venía de la orquesta de Joey Pastrana, sin embargo, no lograron ponerse de acuerdo del todo, entonces se sumaron dos cantantes más a las audiciones: Héctor Casanova y un joven sonero llamado Roberto Romero Caballero conocido como “Tito Allen” quien finalmente se queda con la vacante.

Así, Ray Barretto con “sangre nueva” (entiéndase nuevos integrantes), lanza al mercado su producción "Indestructible" (1973) considerada por muchos como su retorno triunfal a la salsa, en la que colaboran Edy Martínez, pianista y arreglista, Julio Romero, contrabajista, el gran Héctor Lavoe, Meñique, Willie Colón y Felo Barrios en los coros. Además refuerza su sección de vientos con Roberto Rodríguez, Joseph Román y Manny Duran (trompetas) y Art Webb (flauta). Mientras que en los timbales Ray Romero reemplazó a Orestes Vilató y Tony Fuentes llega a la banda para sustituir a Johnny “Dandy” Rodríguez en el bongó.

Pronto, Ray Barretto con su orquesta ya reorganizada, reactivó su agenda de presentaciones, pero para su sorpresa, la Típica 73, empezó a presentarse en los mismos lugares donde Barretto también tenía contrato para tocar, provocando que los dueños de los clubes cancelaran a su banda y le dieran los contratos a la orquesta recién formada.

Ante este hecho “El Rey De Las Manos Duras” estalló en rabia y a manera de represalia le solicitó a Jerry Masucci y Johnny Pacheco que expulsaran de la Fania All-Stars a Orestes Vilató o de lo contrario él renunciaría. Días después los ejecutivos de Fania le comunicarían a Vilató, que por disposición interna sería reemplazado por Nicky Marrero.

Ray Barretto era un hombre muy sensible y emocional, se sentía traicionado y herido por quienes consideraba como miembros de su familia, por ello, contrario a lo que se piensa, eventualmente, sí logró hacer las paces con los músicos que se fueron de su banda, tal es el caso de Adalberto Santiago quien más tarde vuelve a la orquesta y Orestes Vilató quien fue mandado a buscar por el mismo Ray Barretto para tocar los timbales en el concierto realizado en el Beacon Theatre en 1976 que después saldría publicado en los discos “Tomorrow: Barretto Live” (1976) y “Gracias” (1978).



Según Vilató, cuando fue a visitar a Barretto en su lecho de enfermo, el conguero le pidió disculpas nuevamente por solicitar que lo echaran de Fania All -Stars, seguidamente refirió que entendía que ellos (refiriéndose a él y a los otros cuatro músicos) hayan renunciado a su banda por buscar mejoras económicas.

Lo cierto es que sin esa “fuga masiva” los salseros no hubiéramos disfrutado de los grandes éxitos de la Típica 73, ni tampoco del genial álbum "Indestructible"  (1973), uno de los mejores trabajos de la salsa de la década de los 70.

Historia basada en entrevista realizada a Orestes Vilató concedida para este blog en septiembre del 2019.

3 comentarios:

  1. Interesantes historias. Para destacar que el maestro colombiano Edy Martínez además de ser el arreglista del tema Indestructible es el autor de Rareza en Guajira en el trabajo El Ray Criollo

    ResponderEliminar
  2. ¡Se nota que viene del ambiente del jazz! Reescuchándolo con toda esta información detallada e increíble, en El Diablo hay una referencia a Summetime, hacia el final (4:49)

    ¡Gracias!

    Y... !La Letra!

    Cuando en la vida se sufre una herida
    porque se pierde sangre querida
    en ese momento coge el destino en tu mano
    echa pa'lante mi hermano con la ayuda de nuevas sangres
    Cuando en el alma se siente un dolor
    por la traición que te rinde un amigo
    en ese momento piensa que todo es posible
    que con la sangre nueva esta la fuerza indestructible
    En ese momento piensa que todo es posible
    que con la sangre nueva esta la fuerza indestructible
    Cuando en la vida se sufre una herida
    porque se pierde sangre querida
    con sangre nueva indestructible.

    ResponderEliminar