LIVE AT THE CHEETAH: 'LA NOCHE EN QUE NACE EL MOVIMIENTO DE LA SALSA'


El jueves 26 de agosto de 1971, en el Club de baile Cheetah, a decir de los entendidos, la historia de la música latina cambiaría para siempre. Esa noche, por demás fascinante, fue el inicio oficial del boom de la salsa y el nacimiento de Fania All Stars. Esta es la historia:

En 1968, a Jerry Masucci y Johnny Pacheco, los directores de Fania Records, se les ocurrió a manera de promoción, formar una orquesta con músicos de su naciente sello y realizar una presentación en el Club Red Garter, un pequeño bar situado en la ciudad de Nueva York.

En dicha concierto darían a conocer a las principales estrellas de la disquera, sin embargo, la primera orquesta que conformaron carecía de identidad propia, por lo que aún no podían ser considerados estrellas. Por esa época, otras disqueras de renombre como Alegre, Tico y Cesta tenían formadas sus 'All-Stars' por eso a los directores de Fania les pareció buena idea hacer su propio conglomerado. La presentación se realizó y de dicho acto (que fue más una descarga abierta) se lograron dos discos grabados en vivo: "Live at the Red Garter" (historia que merece ser contada en una entrada aparte).



Tres años después de dicha presentación, y con el sello yendo viendo en popa gracias a las bandas de Willie Colón, Johnny Pacheco, Larry Harlow, Ray Barreto, Bobby Valentín y Roberto Roena, que incrementaban considerablemente las ganancias del sello, a los directores de Fania se les ocurrió realizar una presentación con el concepto de All-Stars en el que ésta vez si pudieran alardear de sus estrellas. Sin embargo, realizar un concierto de salsa no era una idea rentable para muchos dueños de clubes nocturnos de la época.

Se hicieron varias gestiones pero a ninguno de los consultados le pareció buena la oferta, solo a Ralph Mercado, el dueño de un club llamado '3&1' que funcionaba en el sótano de un edificio en Brooklyn y que eventualmente administraba los 'Jueves de Salsa' en el Club Cheetah, un local de baile con capacidad para mil doscientas personas ubicado en el número 310 de la calle 52, en pleno corazón de Nueva York, le pareció interesante poner salsa en vivo.

Así, se hicieron las coordinaciones, Ralph Mercado aceptó, pero con la condición de que el baile se hiciera el jueves de esa semana (4 días después) y que él se quedara con todo lo generado de las entradas. Masucci no tuvo más remedio que acceder, ya que nadie más quería correr el riesgo.

Entonces, siguiendo el mismo formato sonoro que habían utilizado para el concierto del Red Garter, el All-Star que actuaría en el Cheetah se conformó a raíz de la unión de músicos y cantantes de las orquestas más exitosas del sello en ese momento: Johnny Pacheco trae a su cantante Pete 'El Conde' Rodríguez y su primera trompeta, Héctor 'Bomberito' Zarzuela; Larry Harlow hace lo mismo y trae a su vocalista Ismael Miranda y a su trompetista Larry Spencer; Ray Barretto aporta tres caballos de su orquesta: Adalberto Santiago, su cantante, Orestes Vilató, su timbalero y su primera trompeta, Roberto Rodríguez; Bobby Valentín por su parte trae a su trombonista Reynaldo Jorge; Willie Colón aporta a Héctor Lavoe y a Yomo Toro para que ejecute el cuatro; y se refuerza a la banda con dos solistas del sello: 'Cheo' Feliciano quien recién había salido de rehabilitación y conseguía su relanzamiento exitoso con 'Anacaona' y el gran Santos Colón. Richie Ray, quien había firmado recientemente con Fania, también fue invitado y aporta a Bobby Cruz, su cantante.


Los demás músicos que se sumaron fueron elegidos a criterio del director musical. Al igual que en la presentación del Red Garter, Johnny Pacheco fue el responsable de elegir el repertorio y esta vez contó con la ayuda de Bobby Valentín quien realizó en tiempo record todos los arreglos de los temas que sonarían esa noche.

Llegado el día, la noticia alborotó a la comunidad de latinos en Nueva York. Cuatro mil almas (más del doble de la capacidad del club) asistieron a llenarse de salsa. Esa fue una noche mágica donde la química entre los músicos fluyó de maravilla, hubo lugar para todo tipo de improvisaciones y destellos musicales por cuenta de las estrellas de la orquesta.


Soneos espectaculares, solos musicales e improvisaciones fueron parte de una noche gloriosa para el sello Fania que veía el nacimiento su propia All-Star que pronto se convertiría en una leyenda de la música latina. Esa noche se desencadenó oficialmente el movimiento salsero con un público extasiado que acudió en masa al Cheetah y descubrió su identidad musical. De esta presentación surgen tres grabaciones históricas: Dos volúmenes de "Live at the Cheetah", la película "Our Latin Thing" (Nuestra Cosa Latina) que fue dirigida por León Gast y la grabación de la banda sonora del film que también se lanzó al mercado en un álbum doble.



El jueves 26 de agosto de 1971 (mañana se cumplirán 48 años), ha pasado a la historia, pues nacía la salsa como expresión cultural del caribe urbano contemporáneo y aún, casi cinco décadas después, mantiene su vigencia.

Material consultado: Entrevista a Ralph Mercado y Johnny Pacheco (Youtube) y Fania All-Stars: Salsa, Inc.

0 comentarios:

Publicar un comentario