Hermanos Lebrón: Salsa, Control y Racismo (ANÉCDOTA)


A inicios de los 70 y tras el rotundo éxito que tuvo “La Psicodelia Se Hace Latina” (1967), el primer disco de Los Lebrón, la banda puertorriqueña conformada por los hermanos Pablo, José, Ángel, Carlos, Frankie y su primo Héctor Lebrón (quien al principio tocaba las congas), no paró de trabajar hasta conseguir un importante contrato con la prestigiosa casa disquera Cotique Records.
Años después, Los Lebrón ya cuajados como orquesta, crearon su propio estilo y se diferenciaron del resto de agrupaciones que hacían música latina. Aprovechando el impulso y la curiosidad de los medios, lanzaron al mercado dos producciones “Hermanos” y “Salsa y Control” y las propuestas para conceder entrevistas y realizar presentaciones en radio y televisión no se hicieron esperar.
Por esos días, Polito Vega, la leyenda de la radio, había sido contratado por Telemundo 47 para conducir “El Show de la Juventud”, un programa tipo “American Bandstand” pero para público radicado en New York, Miami y Puerto Rico donde se presentaban los mejores artistas del momento y que sirvió de ventana para los músicos que comenzaban a experimentar con el Son cubano y el Jazz.
La popularidad de Los hermanos Lebrón no pasó desapercibida para Polito Vega quien rápidamente les extendió la invitación a su show, uno de los programas con mayor audiencia latina de esa época. Por supuesto aceptaron. Llegado el día del programa, a pocos minutos de aparecer en el escenario, la banda coordinaba los últimos detalles en camerino. Polito Vega se disponía a anunciar la que sería una de las presentaciones en televisión más importantes que tendrían Los Lebrón hasta ese momento, lo que motivó que Pablo se adelantara para mirar detrás de cámaras todo el preámbulo que haría uno de sus ídolos radiales. La presentación fue interrumpida por una serie de gritos provenientes del camerino de los hermanos, la confusión fue tal que Polito al notar que alrededor de 15 guardias de seguridad arrestaban a Héctor, José, Frankie, Ángel y Carlos Lebrón, no tuvo otra opción que enviar a comerciales para evitar que los televidentes se enteraran del bochornoso incidente.
A la mañana siguiente enviaron a los detenidos a la corte acusándolos de haber estado bebiendo y causando alboroto dentro de las instalaciones de Telemundo, incluso culparon a Héctor Lebrón de haber agredido a un miembro de seguridad del canal. Desde luego los cargos fueron negados rotundamente por los miembros de la agrupación quienes declararon haber sido invitados al programa de Polito Vega y que se encontraban en el camerino coordinando el orden de las canciones que tocarían.
Las declaraciones del personal de seguridad estaban cargadas de racismo y xenofobia. Acusaron a los hermanos de vandalismo y de conducta inapropiada solo por su color de piel, desde luego el juez, quien notó desde el inicio falta de coherencia en las acusaciones, mostró desconfianza ante las declaraciones del jefe de seguridad, un señor mayor quien se mostraba muy exaltado, así que luego de las declaraciones de testigos y representantes de la producción quienes confirmaron que la agrupación de hermanos había sido invitada, el juez, un hombre justo, decidió liberar a la banda de músicos sin ni siquiera imponerles una multa.
Horas después los hermanos Lebrón salieron de la corte apenados por la situación presentada y no volvieron a hablar del asunto.
Fuente: Entrevista con José Lebrón, Octubre 2018.

0 comentarios:

Publicar un comentario