FRANKIE RUIZ Y LA HISTORIA DEL PREGÓN '¡MI CHINA!'




Cuando Frankie conoció a Aida, recién había cumplido los 13 años. La vio en un festival callejero de salsa en Paterson, New Jersey y se enamoró de ella casi de inmediato. Era el verano de 1971.

Frankie había decidido dejar de estudiar, pues la situación económica en su casa no era la mejor y quería dedicarse a cantar. Hacía un par de años que el pianista Charlie López descubrió su talento y lo invitó a formar parte de su orquesta; 2 años después estaba viviendo su sueño. Pronto, Frankie, a pesar de su corta edad, asumió responsabilidades propias de un adulto. Los clubes y la vida nocturna lo hicieron madurar muy rápido y formaron su personalidad alocada y extrovertida.

Cuando cumplió los 15 años, Aida, su novia dos años menor que él, le dio la noticia de que pronto sería padre por primera vez; Frankie, para protegerla, la llevó a vivir a casa de sus abuelos maternos donde compartía el techo con su madre y sus hermanos Juan y Víctor.
Desafortunadamente el bebé que Frankie y Aida engendraron no logró nacer por complicaciones en la salud de elle, golpe muy duro para ambos quienes, a pesar de la perdida, decidieron continuar viviendo juntos.

A finales de 1976, la familia Ruiz (incluyendo a Aida) se trasladó a Puerto Rico y se instalaron en Mayagüez donde Frankie consiguió trabajo cantando en las orquestas "La Dictadora" y "La Moderna Vibración".

El cambio de lugar de residencia y las vivencias con nuevas orquestas hicieron que el artista, quien ya se había iniciado en el alcohol, cambiara repentinamente de actitud. Se volvió irresponsable, mujeriego e irritable. Por esos días, conoció a Maggie, otra mujer con la que engendró un hijo, destrozando el corazón de la joven Aida. Como era de esperarse, la relación se tornó complicada y tormentosa. Frankie se dejó seducir por la fama y sus consecuencias.

La orquesta "La Solución" de Roberto Rivera, en la que ahora era vocalista con 19 años, lo llevó rápidamente a la fama y sus problemas personales se multiplicaron. Frankie amaba a Aida, era su primer amor, con ella creció y se hizo hombre. Aida estuvo en los momentos más complicados del cantante, incluso la muerte de su madre, a pesar de las situaciones adversas él estaba dispuesto a inmortalizar su amor.

Cierto día, aprovechando que "La Solución" grabaría su siguiente álbum, Frankie decidió usar el pregón que ya empleaba en sus presentaciones en vivo, entonces mientras grababa el tema "Chiquito Corazoncito" de Jossie León, antes del mambo, el cantante soneó diciendo "¡Mi China!" siendo este el primer tema en el que Frankie Ruiz mencionó a Aida Rosario usando el apodo coloquial con el que era llamada en su familia.

A la adicción a las drogas y al alcohol de Frankie, se sumaron a las múltiples ausencias por giras e infidelidades por lo cual su relación con Aida finalmente se rompió en el verano de 1982.

Un año más tarde, cuando se encontraba consolidado como cantante de La Primerísima, Frankie recibió la noticia de que Aida había sido asesinada por error, noticia que sumió en profunda pena al artista quien a pesar de todo la amó profundamente


Parte de esta historia tiene como fuente el libro "Frankie Ruiz: La Leyenda de un Sonero" escrito por el prestigioso periodista puertorriqueño Jaime Torres. Torres.

0 comentarios:

Publicar un comentario